¿Cuándo debo re-diseñar un logotipo?

¿Cuándo debo re-diseñar un logotipo?

¿Renovarse o morir?… ¿Debo re-diseñar o no mi logotipo? ¿Valdrá la pena?

Sé que en ocasiones es difícil el cambio, sobre todo cuando por años tu negocio ha crecido así como está, sin importar el logotipo, la publicidad, la imagen en general; entonces “para qué moverle”, “así me ha ido bien durante años”, “así me conocen”, y es ese miedo de pensar que no me gustará el nuevo, que a los clientes no les gustará y no vendrán o crees que pensarán que es otra empresa y no la tuya, en fin, pretextos y resistencia al cambio siempre habrá porque representa salirnos de la zona de confort.

No se trata de cambiar por cambiar, antes de hacer cualquier cambio es importante que analices los pros y los contras, y si lo que vas a ganar es mayor que lo que vas a perder, adelante, ahí tienes la respuesta, lo único que puedo decirte es que tu competencia se te va a adelantar y no se va a detener por “la nostalgia”.

Al hacer un re-diseño de imagen se hace una investigación para ver qué es importante conservar, con qué colores, formas o imágenes te identifican, qué te representa como empresa, en fin, un análisis con clientes, proveedores, mercado al que vas dirigido, empleados y también con lo que buscas proyectar con la nueva imagen, hacia dónde va la empresa o producto.

Estos son algunos puntos en los que te podrías guiar para ver si vale la pena hacer un re-diseño de tu logotipo o imagen corporativa de tu empresa.

Si no se ve actual y no es legible en medios digitales.

Si el logotipo no se ve actual, tiene elementos rebuscados, complicados, no legibles, difícil de adaptar a medios digitales, si tiene muchas irregularidades o inconsistencias en sus diferentes formatos y se ha ido deformando a lo largo del tiempo, ¡es momento de renovarlo!

Tiempo atrás no había celulares y no tenías que escalar un logotipo en reducciones tan pequeñas, ahora cuando lo introduces en esos dispositivos no se alcanza a apreciar ni leer correctamente.

Si no representa y proyecta lo que es el negocio actual.

Si a lo largo de los años tu empresa ha crecido de manera exponencial, en cantidad de personal, áreas, sucursales, diversidad de productos, unidades de negocio, etc. y la imagen se ha quedado un poco atrás, ya sea porque no se le ha dado la importancia debida y no represente lo que actualmente es la empresa, ¡es momento de transformarla para de verdad proyectar eso que has logrado a través de los esfuerzos y ahora eres!

Por ejemplo: cuando en la empresa familiar vendían todo tipo de medicamentos y a lo largo de los años se especializaron en un área en específico y el logotipo ahora contiene un elemento que ya no manejan, también podría ser un buen momento de analizarlo y re-diseñarlo a lo que representa actualmente la empresa.

La competencia tiene una mejor imagen

Si tu competencia le da mayor importancia que tú a la imagen de su negocio o productos, es momento que pienses en invertirle en la tuya o te tomará una gran ventaja.

Cuando hay fusión de negocios o nuevas sociedades

En ocasiones dos empresas deciden asociarse y fusionarse para formar una nueva empresa, esta también podría ser una oportunidad de cambio, con base en una investigación revisando los pros y contras de la imagen de cada una de las empresas, analizar si vale la pena dejar uno o ambos nombres o realizar nuevas propuestas de ellos con la finalidad de proyectar esta nueva asociación y lo que representará. En este tipo de casos es importante pensar en una renovación de logotipo e identidad corporativa y hacer las acciones necesarias para hacer los cambios y lograr posicionar la nueva marca en la mente de los clientes de ambas empresas y el público en general para no generar confusiones y que el cambio sea para bien.

Si la reputación o comentarios acerca de la imagen de tu negocio ya no son positivos

En ocasiones extremas cuando la fama de algún local, malos manejos, reputación, cuestiones ajenas al negocio que afectaron la imagen del mismo. Volver a empezar con una imagen completamente nueva podría ser la opción más conveniente e inteligente en estos casos.

Hacer un cambio de logotipo o imagen corporativa no es cualquier cosa, hay que darle su debido tiempo con la importancia que merece, la seriedad y profesionalismo para que las cosas de verdad salgan bien, con una buena investigación, brief, planeación, estrategia, objetivos claros, ideas aterrizadas, una buena ejecución en el diseño y publicidad.

Ahora espero que cuando te preguntes:

¿Cuándo debo renovar mi logotipo? ¿Es momento de renovar mi logotipo, identidad visual de marca, personaje o producto? ¿Vale la pena re-diseñar mi logotipo? Tengas una respuesta más clara de ello.

Si aún tienes dudas y quisieras una asesoría o diagnóstico personalizado, con gusto te apoyamos, escríbenos a info@lilianferes.com o llámanos al teléfono 833 217 5692 para concretar una cita.

 

Deja un comentario

Cerrar menú